El mejor mago de Guatemala

Mucho se ha dicho y escrito en los últimos meses sobre quien es el mejor mago de Guatemala, esto a raíz de que han surgido nuevas tendencias y el arte mágico ha ido creciendo en número.

 

magosPero sobre todo, por la rivalidad tan directa que se ha manifestado entre diferentes grupos e incluso de manera personal.Definir quien es el mejor es una tarea titánica por no decir riesgosa, habría mucha tela que cortar que daría paso a muchos sentimientos: enojo, tristeza, amargura, recelo y malicia, por solo mencionar algunos. Pero podemos intentar partir de la definición más básica de que significa ser el mejor: ser superior en calidad y ser preferible respecto a otra cosa con la que se compara. A simple vista parece ser una tarea fácil, tomar dos o más cosas y encontrar la superioridad entre ellos. Si tomaramos como ejemplo los deportes, en un encuentro entre dos tenistas, quien logre derrotar al contrincante por medio del puntaje se convierte en el mejor de ese encuentro. Sin embargo, no es así de simple debido a una sola razón: ser el mejor es algo muy subjetivo. Puede que a los ojos de todo el mundo, el puntaje sea el único factor determinístico de esta decisión. Pero para los familiares, los amigos o los verdaderos fans de un deportista en particular, existen más factores que determinan la superioridad: su carisma, su imagen, su personalidad o el simple hecho de ser leales.Volviendo a los magos, es más complicado aún encontrar la superioridad ya que se vuelve una tarea más subjetiva aún. No existe un punteo como tal que pueda rankear a los magos de acuerdo a sus capacidades y conocimientos. Si bien, existen las competencias de magia (las cuales son calificadas por un jurado “apto” en diferentes categorías) no deja ser la percepción personal de los jueces que han calificado. Quienes, dicho sea de paso, no solo califican la magia sino su apariencia física, presentación, desarrollo, comunicación, etc. Y de por sí, calificar la magia se vuelve complicado debido a que es una rama muy amplia y variada. Pero, ¿y que pasa con los magos que no compiten? ¿Pierden la oportunidad de poder ser el mejor? ¿O es que ellos consideran que los únicos que pueden medir la superioridad es el público para quien trabaja?Y aquí volvemos a lo mismo, para mi mamá siempre seré el mejor aunque David Copperfield le haga la magia más increíble del mundo (o eso quiero creer, verdad mamá!). Para mis amigos y mis fans, yo seré el mejor mago que han visto en su vida, aunque otro mago le haga maravillas. Sabrán apreciar la belleza y sentirán el asombro, pero no cambiarán de bando.

La lealtad es un factor determinístico.

 

Para concluir, es imposible decir quien es el mejor mago de Guatemala por la única razón de que ser el mejor es algo subjetivo. Lo único que sí es posible es ser mejores que nosotros mismos. Trabajar constantemente para mejorar de manera personal sin tomar en cuenta otro punto de comparación. Si un efecto de magia no lo puedo hacer de manera fluída, voy a trabajar por mejorar y tomar ese punto de comparación para superarme. Pero sobre todo, ser mejor persona con buenos principios morales y de ética, eso sí que es posible.Antes de intentar ser mejor que los demás, debemos ser mejor que nosotrosmismos.Alto a la falsa publicidad, a las disputas, a los recelos. No existe el mejor mago de Guatemala o del mundo. Ni existirá.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *