La medicina: el reto de estudiar para salvar vidas – El Ipph

La medicina: el reto de estudiar para salvar vidas

La medicina: el reto de estudiar para salvar vidas

Todo el que sueña con convertirse en médico debe tener claro las razones por las que va a estudiar esta carrera, si es solo por convertirse en médico o por amor al servicio público y al conocimiento científico. Si bien es cierto que la medicina es una de las carreras más difíciles, con un camino largo y complejo, también es cierto que recorrerlo vale la pena si es la carrera soñada del estudiante.  

A la hora de tomar la decisión de estudiar esta profesión surgen dudas de ¿cómo empezar a estudiar medicina? o ¿seré apto para ejercerla?, ¿tendré suficiente capacidad intelectual? ¿Será muy difícil? Por eso se deberían saber de antemano los sacrificios que implica estudiar medicina.

¿Cualquiera puede estudiar medicina?

Sí, cualquier persona puede estudiar medicina si así lo desea. Si se habla de vocación, ya es otra cosa, no todas las personas tienen vocación para ser un buen profesional en la medicina, pues para eso se necesita más que los conocimientos que se adquieren en la universidad.

No es necesario ser un estudiante sobresaliente, o tener un coeficiente intelectual de 160 para estudiar medicina, si hay interés en entender cómo funciona el cuerpo humano, en qué se basa una enfermedad y cómo se cura, o en las condiciones de salud de alguien, ya con eso hay indicios de vocación de ser médico.

Diez consejos para estudiar medicina

Los estudios de medicina se basan en un periodo de 5 años de licenciatura, 2 años de internado, aproximadamente 3 años de especialidad, el que decida hacerla y 2 años más de estudios más especializados. Dicho así parece demasiado tiempo, por eso la medicina es considerada a nivel mundial una de las profesiones más prestigiosas.

Quienes decidan estudiar esta profesión y aun tengan dudas de como estudiar medicina estos son 10 valiosos consejos:

  1. Sin perfeccionismo: quienes estudian medicina deben estar dispuestos a equivocarse sin rendirse.
  2. Buscar respuestas: mientras se cursan estos estudios no hay que quedarse con dudas de ningún tipo, hay que preguntar. Buscar fuentes de información fiables y obtener respuestas.
  3. Aprender de los colegas: son muchas las cosas que se comparten en la etapa de estudiantes de medicina, por eso es importante aprender de la experiencia de todos y dar aportes propios.
  4. Aprovechar todas las materias: son muchas las asignaturas de esta profesión, algunas más interesantes, entonces hay que poner más atención en las que más se necesitan para ejercer.
  5. La medicina no es sinónimo de riqueza: lo más gratificante de esta profesión es salvar y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Lo de los altos salarios es algo que viene con el tiempo.
  6. Compañeros, no rivales: muchos compañeros, con el tiempo, serán casi familia y todos tienen el mismo objetivo: hay que dar y recibir apoyo.
  7. Sin faltas a clases: las clases son una secuencia una de la otra, perder un día de clases es perder el hilo de la secuencia.
  8. El ser humano: la medicina es sinónimo de humanidad, y los pacientes recordarán y se quedarán con el médico que les parezca más empático.
  9. A cuidarse: estudiar medicina requiere esfuerzo, que desgasta y agobia por lo que hay que cuidar la salud, manteniendo una dieta sana, haciendo ejercicio y usando algún medio de relajación.
  10. A disfrutar: serán años adorables, de muchos amigos, y pasará muy rápido. Hay que disfrutar al máximo esta etapa.

Ampliando horizontes para escoger un destino

La gran mayoría de los estudiantes de medicina sueñan con cursar sus estudios en universidades de Estados Unidos o del Reino Unido, sin percatarse de que existen otras muy válidas opciones. Existen facultades en el campo de las ciencias de la salud que han crecido mucho en calidad y popularidad como Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Polonia y algunos países del Caribe.

Ya tomada la decisión de estudiar en tierras lejanas hay que tener en cuenta ciertos aspectos para seleccionar la universidad donde se va a estudiar:

  • Clima: el Caribe te ofrece un clima generalmente cálido, pero en Europa y Oceanía hay que enfrentarse a las dificultades de las cuatro estaciones del año.
  • Cultura: hay países de cultura abierta y amistosa cuyos habitantes son receptivos. Pero hay otros que son de una cultura bastante ortodoxa y cerrada.
  • Inversión: depende del tipo de universidad si es pública o privada.
  • Reputación: hay que tener en cuenta si la universidad es reconocida a nivel mundial o no.

Ser un excelente profesional de la medicina es un compromiso propio y social, para el que hay que dar lo mejor de sí, tratando de ser felices mientras se salva la vida de los demás.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *