Lo que le gusta a una mujer en la cama

Es el turno de hablar del sexo femenino, daremos algunos tips para alcanzar el orgasmo femenino, distintos tipos de climax y dos posturas favoritas de las mujeres a la hora del sexo. Pasen, lean y a poner en práctica! A la hora de los orgasmos, cierto es que para las mujeres entran en juego muchos factores que pueden beneficiar o perjudicar el hecho de lograrlo.

 

En el caso del sexo masculino, podría decirse que el asunto es más sencillo, una erección salta a la vista sin posibilidades de disimularla, ni fingirla y de manera relativamente fácil, en la mayoría de los casos y salvo excepciones. Las mujeres por el contrario, necesitan en su mayoría juegos previos, sentirse liberadas de las preocupaciones cotidianas, encontrar el momento correcto, tener la suficiente predisposición y humor para tener una relación… todos estos aspectos se conjugan muchas veces para determinar que alcancen el orgasmo….o no. Mucho se podría aprender de los hombres a la hora del sexo y a la inversa, pero lo cierto es que hay cuestiones de género que resultan casi inevitables. De todos modos, dejando de lado todos estos temas propios de cada sexo, existen algunas posturas que pueden favorecer la llegada al climax. encontrar noviaQuizás algunos sepan ya que la penetración vaginal simple no es en sí misma el mejor modo ni el favorito para que ellas alcancen el orgasmo. Si no lo sabías pues ven que siempre se aprende algo nuevo. Obviamente produce extremo placer y excitación, pero según estudios la zona erógena más sensible está en el clitorís y también, en el punto G. Por ende, practicar posturas que estimulen ambas zonas ( clítoris , orgasmo clitoriano y punto G, orgasmo vaginal) son esenciales para la mayoría de las mujeres en pos de alcanzar el clímax. He aquí dos posturas favoritas de las mujeres y que ayudan a llegar al orgasmo: Andrómeda, la Amazona, Cabalgata, Postura dominante, muchas maneras de llamar a una misma posición: ellas arriba. Ya sea que se encuentre de frente al hombre, o dándole la espalda, la mujer se mueve a su gusto, domina la situación, marca el ritmo y la intensidad, la velocidad y el roce . Además de lo físico es un gran estimulante mental, puesto que al sentirse en control se siente poderosa. La postura del perrito o en cuatro patas es la que permite una penetración muy profunda aunque el clítoris aquí queda fuera de la cuestión . Pero el punto G entra en acción siempre que la mujer acomode sus caderas y realice los movimientos que favorezcan su roce. Por lo general el hombre se excita tanto con esta postura que transmite ese grado de alteración sexual a la mujer. Lo cual también ¡suma algunos puntos! Para sumar mas puntos llegate por seduccionpìcara.com y echale un ojo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *