Turismo fluvial y marítimo: Ventajas de esta forma de viaje alternativa – El Ipph

Turismo fluvial y marítimo: Ventajas de esta forma de viaje alternativa

Turismo fluvial y marítimo: Ventajas de esta forma de viaje alternativa

Viajar y hacer turismo comprenden dos de las actividades más placenteras que existen. Descubrir nuevos lugares en compañía de las personas que queremos, visitar sitios o asistir a eventos que siempre hemos soñado. ¿Y si lo hacemos en barco?

 

En la Península Ibérica, por obvias razones geográficas, el turismo en barco, por mar, es una tendencia ya conocida y casi probada por todos.

Sin embargo, en la actualidad los cruceros fluviales Europa forman parte de una de las tendencias en auge en todo el continente, despertando un interés lógico en esta forma de disfrutar de un viaje.

A diferencia del turismo marítimo, el turismo fluvial utiliza barcos también, pero en ríos y canales de agua dulce. Y aunque parezca extraña la manera de viajar que propone, o poco común, la propuesta ha ganado muchos adeptos, y tras conocer las ventajas de este método alternativo, seguro que hasta te convence.

Ventajas del turismo fluvial

España es uno de los países donde el turismo fluvial tiene una considerada popularidad. Los tours por el río Guadalquivir en Sevilla, por el río Tajo en la capital o por la Ría de Arosa en Galicia son algunos de los más demandados y reconocidos internacionalmente.

Pero, ¿por qué cada vez más personas se animan?

En primer lugar, podemos hablar de la posibilidad de descubrir nuevas ciudades de una forma diferente.

Puedes viajar en coche y descubrirlas, pero le quitarás un importante recorrido mágico y romántico que sólo viajar en barco puede ofrecer.

Y si viajas por mar, como en un crucero marítimo, visitarás puertos, que siempre están alejados del centro (y de la vida) de las ciudades.

En cambio, con un crucero fluvial puedes conocer, interactuar y pernoctar en los barrios pesqueros y en las ciudades cercanas más populares a los ríos navegables por los que transites.

Por ejemplo, si viajas de tour fluvial por el Canal del Mediodía, en Francia, puedes conocer Burdeos, Béziers, Toulouse o Lourdes, que es uno de los lugares más interesantes de Francia por su historia y sus edificaciones medievales y religiosas. Todo, en un mismo tour.

Otra ventaja importante es el precio. Algunos tours pueden ocupar hasta 2 semanas, como los que se organizan por los ríos Rin, Volga o Danubio. No obstante, siguen siendo muy económicos en comparación a otra forma de viaje.

Debes siempre considerar que incluyen alimentación y habitación (camarote).

La intimidad del viaje, que lo hace más romántico aún, es otra ventaja de obligatoria mención.

Pese a ser embarcaciones modernas y confortables, están hechas para un máximo de personas, lo que evoca mayor privacidad y paz en comparación con las embarcaciones de cruceros por mar, que pueden tener un aforo de miles de personas.

El turismo por mar sigue siendo la mejor opción

El turismo fluvial enamora. No se puede negar. Pero el turismo marítimo tiene un crecimiento inocultable año tras año.

En España, uno de los mejores sitios para abordar un crucero y disfrutar de una experiencia inolvidable es el que componen las islas Canarias o las Baleares.

Y son cruceros con experiencias, casi siempre. Es decir, que aprovecharas la oportunidad de viajar en barco, a un ritmo lento para disfrutar del trayecto, para combinarlo con otras actividades como el buceo o el turismo gastronómico.

Formentera es una de las islas más codiciadas para el turismo marítimo en Europa. Revisando una guía de Formentera, encontrarás posibilidades como kayak, surf, recorridos en bicicleta o un tour gastronómico, con una predilecta oferta de especies marinas, que le convierten en uno de los destinos para turismo marítimo más popular en la actualidad.

¿Por qué viajamos por mar?

Cuando quieres aprovechar un viaje y disfrutar nuevas experiencias, y se te presentan dos posibilidades, siendo una de ellas viajar en ferry y la otra viajar en avión; siempre elegirás ir por mar.

Una cuestión que escapa de cualquier explicación certera, porque cada una de las personas tendrá sus razones, pero, sin duda, una de las bondades de viajar en mar es disfrutar del trayecto, hacerse parte del viaje y ver paisajes y especies marinas.

Algunos servicios, incluso, permiten la posibilidad de hacer de la embarcación un lugar turístico adicional, con restaurantes, casinos, actividades recreativas y demás.

La mayor parte de un viaje turístico la representa el trayecto. Disfrutarlo no es opcional.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *