Una madre en el cielo, como en la tierra – El Ipph

Una madre en el cielo, como en la tierra

Ver y/o vivir el amor de una madre es siempre revitalizante, porque ellas son nuestras dadoras de vida cada día de nuestra existencia. Sus palabras, acciones, su sólo existir nos devuelve la coherencia y la esperanza.

virgen 1Toda madre es cuidada e inspirada por nuestra madre celestial, que no nos abandona aunque así erróneamente lo lleguemos a creer, ella siempre escucha nuestras súplicas y auxilia a nuestros corazones del dolor, las tentaciones, el desespero y el olvido.

El amor de madre es un don divino que la Virgen María nos mantiene a todos por igual en su amor. Cada generación bajío su sagrado manto es bendita por la mujer de donde nació la fe y el perdón de nuestros pecados, que nos cobija, ama y educa, así como hace a través de nuestras madres.

La Virgen María y nuestras madres son y serán por siempre el amor indudable, la esperanza eterna, el cambio para mejor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *