Tapetes: Llegada, Estadía y Salida de Honor – El Ipph

Tapetes: Llegada, Estadía y Salida de Honor

Tapete 2La palabra tapete nos remonta a su sinónimo directo, alfombra. Y con ellas asociamos a los tapetes persas y las alfombras árabes que de la realidad saltaron a los cuentos maravillosos. Y su permanencia hasta nuestros días demuestran que su potencial en la historia no ha hecho otra cosa de crecer y cumplir su función: relax y encuentro.

Tapetes, obras de arte y pasión sin igual; toman su nombre de la palabra proveniente del latín tapete y ésta misma del griego tapetion, obras maestras de los telares que otrora eran manuales y que las maravillas de la tecnología han perfeccionado en punto, tramado y diseño, conservando intactas su esencia y razón de ser.

Cada país, desde el más pequeño al más grande, les da utilidad para sentir y hacer sentir bien; para resguardarse y tener un espacio para encontrarse con uno mismo, un lugar rectangular o cuadrado que se hace nuestro punto de equilibrio.

En Japón, el Genkan se muestra como un área dónde quitarse los zapatos y cambiar de calzado, dejando la tierra y al mundo atrás, sólo para llevar armonía a un hogar. En el mismo se encuentra un tapete que es el primer contacto de los pies, mullido, cómodo y muchas veces con la palabra Okaerinasai que significa “bienvenido a casa”.

Una tradición que en Europa, África, América toda no ha perdido, sólo ha cambiado a su idioma o reflejan expresiones más apegadas a su cultura, idiosincrasia y creatividad. Bien resumidas y abierta para todos en un tapete.

Un punto de encuentro

Los tapetes grandes son trascendentes porque ellos derivan en sus dimensiones de los mismos que se elaboraban en la antigüedad como ahora en los países árabes. Calidad que trascendió a otros países en su delicada manufactura, siendo Bélgica el que más destaca en su producción.

Tapete 1Ellos son en una sala de estar, en un salón de televisión, cuarto matrimonial, cuarto de los niños, cuarto de visitas, salón biblioteca o de computación y/o entretenimiento, ese rectángulo de paz y comodidad que logra que el espacio se pueda ver más noble y con personalidad, misma que se necesita para equilibrarse en solitario o en compañía.

Lo decorativo y funcional se une en pro de la armonía en torno a un tapete o encima de él. Pues es el área que demarca con clase donde compartirá un grupo de interlocutores y gracias a su comodidad y potencial visual, de seguro propulsará al entendimiento, a la armonía a la solución de problemas.

Un tapete en un cuarto nos ayuda a despedir el día al acostarnos en un área mullida, que nos agrade al tacto con los pies y nos da los buenos días a una temperatura idónea al despertarnos y plantarnos a comenzar el día. La salud se ve beneficiada.

Una biblioteca, sala de lectura en pro de emoción o investigación, con un tapete se hará cómodo contacto con el suelo mientras la imaginación y las ideas vuelan. Por igual al navegar en Internet, teniendo los pies en un tapete, todo lo bueno a leer se maximiza y lo malo jamás afecta.

Un tapete grande es idóneo para hacer ejercicios de relajación como Yoga o Tai Chi. Compartir con mascotas, tomar una siesta, ver TV y es también una zona de estudio muy estimulante.

Otros más en el hogar

Tapete 3Tapetes pequeños pero funcionales como el de la cocina, donde se relaja quien mucho está de pie preparando platos divinos, es excelente para su salud. En el cuarto de baño para secarse y estar en un área segura y mullida. En la puerta posterior, otra forma de no sólo limpiarse los pies, sino de estar por igual bienvenido a casa.

Desde el más grande al más pequeño, los tapetes demuestran que jamás serán reemplazados, porque se crearon para hacer un espacio útil, sano, funcional y de relax para cada hogar, oficina y demás.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *