El negocio del sex shop continúa al alza – El Ipph

El negocio del sex shop continúa al alza

El negocio del sex shop continúa al alza



 

En el pasado, había bastante represión con el tema de los juguetes sexuales, las personas que los utilizaban quedaban estigmatizadas socialmente y era algo que había que ocultar. Esto ya ha pasado a la historia y en la actualidad es un negocio bastante rentable, sobre todo desde la llegada del comercio electrónico, ya que con la llegada del sex shop online o las tiendas eróticas online, como https://redlights.es, conseguimos la privacidad necesaria dentro de nuestro hogar, facilitando la elección, sin presión ni temores a la crítica de aquellos objetos que queremos probar, ya sea en soledad o con nuestras parejas.

Este ha sido un factor determinante que ha hecho que, en la actualidad, el negocio de los juguetes sexuales sea un sector que crece a cada día que pasa, con clientes que cubren todas las edades, de ambos sexos y de cualquier país del mundo.

Y es que, aunque se haya avanzado bastante en el tema tabú que solía ser el sexo, seguimos prefiriendo dejar esta faceta de nuestra vida reservada a la máxima intimidad posible, por eso diariamente una enorme cantidad de clientes hacen uso de internet para realizar sus búsquedas y compras de estos aparatos eróticos que son cada vez más variados y tecnológicos.

Un negocio redondo

Diversos estudios realizados el pasado año 2017, señalaban que la venta de juguetes sexuales en todo el mundo superó los 23.000 millones de euros, se estima que su crecimiento anual supera el 18 %. Estas cifran no dejan lugar a dudas de que los juguetes sexuales son un producto estrella, donde siguen destacando grandes clásicos, como el vibrador, para el que cada día se le suman novedades y aficionados

El vibrador sigue siendo un clásico y unos de los más demandados ya que consigue un gran número de ventas, pero sí es cierto que ha evolucionado mucho para satisfacer a los clientes que son cada vez más exigentes y con nuevos deseos y expectativas, por lo que cada día aumentan los distintos modelos de vibradores que podemos encontrar, según texturas, formas, tamaños, colores para los más fetichistas…

Debido a la demanda creciente, a las empresas que comercializan estos productos desde siempre, como Durex, se le han ido sumando en los últimos tiempos nuevas marcas que han creado un mercado cada vez más competitivo, de lo que se benefician los consumidores, que consiguen artículos de muy buena calidad a un mejor precio.

En cuanto a la demanda, podemos decir que es prácticamente igual en el caso de hombres que en de mujeres, con una ligera ventaja en el caso de las mujeres, pero nada destacable, aunque creciendo. Las mujeres compran para ellas y sus parejas estos juguetes, también para regalo, y los grupos feministas los reivindican como una demostración más de liberación de la mujer.

Así mismo, es muy habitual que las parejas compren estos artículos juntos, de hecho, algunas marcas aseguran que sus clientes son de larga duración y se basa casi por completo en parejas que quieren profundizar y hacer más intensas sus relaciones sexuales.

En cuanto a su procedencia, China, una vez más, es el país que lidera la fabricación de juguetes sexuales, pues un 70 % son producidos allí, distribuyéndose al mercado internacional, principalmente el europeo y estadounidense.

Reuniones tuppersex

Gran parte del éxito de estos productos de determinadas marcas viene por la organización de reuniones eróticas que resultan muy divertidas, excitantes y formativas. La mayoría de ellas se realizan en el entorno femenino y un grupo de mujeres se reúne en un ambiente sano, distendido y agradable para conocer y explorar la sexualidad y estos juguetes sexuales.

En la participación de este tipo de reuniones no hay obligación de compra, y se pueden ver, y tocar los productos, que son muy variados, desde cosmética erótica a lencería, pasando por vibradores y otros juguetes eróticos. Este tipo de reuniones tienen lugar en un ambiente, como decimos, muy íntimo y bastante divertido, en el que se comparten experiencias o nuevas ideas de disfrutar de la sexualidad.

Sea como fuere, desde el más completo anonimato desde casa, con tu ordenador dese el que puedes acceder a un sex shop online, o gracias a este tipo de encuentros de mujeres que están revindicando su derecho a disfrutar con libertad de su intimidad, solas o en sus relaciones en parejas, el negocio de los juguetes eróticos parece no tener freno y las ganancias que están aportando al mercado global son cada día más abrumadoras.

La industria erótica goza en estos momentos de muy buena salud y todo parece indicar que estos valores continuarán subiendo. Debido a su crecimiento constante en los últimos años, se ha consolidado como una actividad económica muy estable. Internet, sin lugar a dudas, ha supuesto un elemento clave en este crecimiento y ha dado lugar a la proliferación de este tipo de ecommerces.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *